dojo seikiuji.jpg

¿POR QUÉ MEDITAR?

Zazen, la meditación zen

El budismo zen se descubre en Occidente a principios del siglo XX. La profundidad de su filosofía y la pureza de su estética provocaron un notable entusiasmo en medios artísticos e intelectuales pero esto no desembocó en una práctica directa de zazen, la meditación zen, que es la fuente. Hoy, frente a los desafíos que afronta la sociedad occidental, la práctica de zazen parece haberse convertido más que en algo importante, en algo necesario.  Hace 2.600 años el Buda, gracias a zazen, obtuvo la verdadera libertad. Hoy, también gracias a zazen, podemos experimentar una vida llena de sentido, inscrita en el momento presente y abierta a los cambios naturales de la existencia. Con una práctica regular el ser humano recupera una estabilidad interior, una solidez, que le permite abordar con confianza las diferentes etapas de su vida. Zazen ofrece la oportunidad excepcional de experimentar la inmovilidad y el silencio. Permanecer sentado cuando todo se agita, aprender a quedarse quieto cuando el mundo se mueve a cien por hora, aprender a "desconectar" son algunos de los beneficios de la meditación zen.